Oh discapacidad - Javier Jordán - ebook

Oh discapacidad ebook

Javier Jordán

0,0
22,28 zł

Opis

El monólogo ininteligible de un muchacho en psicosisEl lector podrá encontrar entre sus páginas el viaje de una autopsia, el monólogo ininteligible de un muchacho en psicosis o un muestrario de imágenes relacionadas con el cuerpo y sus posibilidades.Descubren un poemario que denuncia la invisibilidad de ciertas personas en la sociedad moderna.FRAGMENTOEstos medicamentos han de llamarse Zyprexa o Plenur: se agrupan cáusticamente bajo la noche psicótica, estos signos áureos del Ciprés han de llamarse delirio63 de grandeza: su gesto noble, disperso, enigmático, estos manjares lingüísticos de introspección han de llamarse oh tiembla siembra tiembla siembra. Forman parte del cuerpo celeste que escuchamos los que clasifican esquemas teóricos de la personalidad humana, y aún así, no abandonan la mirada viva de individuos con parafasia abierta en marcha hacia dones confusos de tentación suicida. Noche, haz brotar de temblores ocultos el cielo, inunda de luces hematomasACERCA DEL AUTORDurante siete años, Javier Jordán, pseudónimo de Javier Díaz Afonso (Santa Cruz de Tenerife, 1974), licenciado en Psicología y orientador laboral de personas con discapacidad en INSERTA, Fundación Once, comenzó a recopilar ideas, imágenes, entrevistas y anécdotas en un cuaderno que tituló «Oh discapacidad». El resultado final es este poemario que celebra la Diferencia y ahonda en esa belleza necesaria que con frecuencia se excluye de los patrones comunes establecidos.

Ebooka przeczytasz w aplikacjach Legimi lub dowolnej aplikacji obsługującej format:

EPUB

Liczba stron: 46




Oh discapacidad

© de los textos, Javier Jordán

© de la fotografía de portada, Jan Saudek

© de la fotografía del autor, Lucía Díaz Rancel

Ediciones El Drago

www.edicioneseldrago.com

[email protected]

Edición permanente, 2018

ISBN: 978-84-948771-1-7

Diseño y maquetación: Emepece Studio

La reproducción parcial o total de este libro, mediante cualquier medio, vulnera derechos reservados. Queda prohibida toda utilización del mismo sin el permiso previo

Agradecimientos

La edición, promoción y difusión de esta obra se ha realizado a través de crowdfunding y/o financiación colectiva, y ha visto la luz gracias al impulso humanista y a la aportación económica de muchos mecenas del Siglo XXI, que podrían ser cibernautas con tarjeta bancaria capaces de convertir los sueños del prójimo en realidad tangible, y también caballos salvajes tirando de riendas azules, arrastrando un objeto pesado y extraño, cuya brújula interior es la celebración de lo distinto; y también transeúntes altruistas que deciden donar un órgano, un sentido, un músculo hasta formar el cuerpo de este volumen, que ahora comienza a caminar; arqueros-as familiares y amigos-as que, con precisión y armonía, diseñan la flecha que se dirige al centro de los prejuicios sociales. A Ellos-as mi más sincera y profunda consideración:

Ramona Torres Padilla, mi abuela; Almudena; Francisco Armas Padrón; Jorge Armas Padrón; Jesús Bermúdez; Mª Belén Cano Prieto; Félix Chic Ventura; Cris Díaz; Iván Delgado; Dani Díaz; Lucía Díaz Rancel; Esencia; Emma Fernández; Fran; gcedres; Agu Hernández; María Jesús Hermández González; Jorge; lapetitamer; Tatiana Langdon Usera; Yolinda Lorenzo Díaz; Lucía (Raquel los miércoles); María; JM Martín; María Martín; Juani Martínez Ibáñez; Pedro Martínez; Osmel Navarro; Cristina Núñez; Ramón; Ramoncito; Mª Ángeles Toribio Santisteban; vtrianes; yasmin_; y Yu.

Agradecer también la colaboración inestimable de Sára Saudková y Jan Saudek por la cesión de sus fotografías y por el apoyo prestado a la idea de este libro.

Prólogo

Me gustaría que este libro de poemas se entendiese, al final de su lectura, como una celebración de la Diferencia, ese algo que experimentamos todos y cada uno de nosotros cada día.

Que no se asuste el lector-a de las palabras médicas o relacionadas con el ámbito de la discapacidad que encontrará durante la misma. En este sentido, el libro es un intento de llevar estas palabras, muchas veces asociadas con la enfermedad

y la muerte, a un plano poético, donde acaso puedan ser liberadas de ciertos prejuicios sociales. Limpieza de términos       (prótesis, Lupus, Esquizofrenia, Síndrome de Turner…,) con frecuencia asociados a una imagen negativa, estereotipada,

de fácil estigmatización y sin apenas historia poética,

Como un pastor que ha tenido durante mucho tiempo a sus ovejas hacinadas entre rejas, y un día decide llevarlas a montaña abierta y pasar con ellas, a la intemperie,

la noche lunar de las ideas. Y que no quepa duda que, pese a su densidad formal, el autor de estos poemas los ha escrito

con el corazón: quiere anunciar, denunciar la invisibilidad

de ciertas personas en la sociedad moderna, pues el lector-a podrá encontrar (ahora que la empatía se extiende Poderosa hacia colectivos marginados o de exclusión social; ahora que hemos aprendido que la belleza es sólo un medio para alcanzar fines éticos más hermosos aún; ahora que la voluntad formal de estirar el lenguaje y sus sentidos nos ha sido iluminada por un sentimiento humanista, más plural y trascendente) entre sus páginas el viaje de una autopsia,

el monólogo ininteligible de un muchacho en psicosis o un muestrario de imágenes relacionadas con el cuerpo y sus posibilidades cósmicas: insisto, no están escritas solamente para suscitar una emoción estética sino para ampliar la panorámica de una mirada más realista y comprensiva, no compasiva, sobre unos seres cuya dignidad psíquica, física

y/o sensorial está por descubrirse a la luz , por ejemplo, de una estrella —doce veces nombrada por el niño Globo— y porque, al fin y al cabo, todos hemos sido creados por la indiscutible, inefable Naturaleza.

Estrella, no temas, aun es amable

la distancia que nos separa: permaneces yerta, ósea,

sobre las huellas estivales de la memoria: en ella cabe

la imaginación del niño-Globo1, -Pez2, -Azul Berlín3,

o esa forma de nombrar cosas intangibles

que no conocemos;

estrella, doce veces nombrada,

de lunes a viernes tintineas de perfil

como labriego cansado de pisar mosto inmaduro

hacia las ocres vendimias del cosmos,

y el sábado tu campanario de ebrias aves ateas,

tu corona de frontal euforia

entre los estrechos márgenes de música,

oro prolífico para oscuros amantes

sin techo,

razón única en el ojo que tiembla, sembrador,

sobre la estepa amarilla: abril mudando hieles pieles

cantando dones nones;

y bajo la lluvia, cuando crezcan líquenes o clapa,

yacer en una cama de plata

uniendo humanos dedos índices;

oh estrella, estás hecha de extraño polen épico,

de tumoral extirpado en azul,

mas no alumbres la fiesta de jóvenes hermosos

que los griegos glorificaron

con su arte,

ilumina esta noche la roja herida

del cuerpo que no habla, que no oye el transmutar

de viejos almendros sobre los muñones del viento,

que tose, escupe trozos de armonía alveolar4,

continuamente: náusea, envés, palma de la mano amputada

y sus raíces ciegas de sensación fantasma;

ilumina hoy las breves estancias de la parálisis motora,

su furor,

los núcleos del síntoma aplazado5,

los días neutros de la mente en pródromo6,